LOS CENTROS CULTURALES Y SOCIALES VAMOS POR UNA LEY QUE NOS RECONOZCA POR LO QUE SOMOS

En nuestra ciudad no existe una figura para habilitar un Centro Cultural y Social, bajo una norma que contemple realmente las características y las necesidades de estos lugares. Esta situación nos obliga a tener que escondernos, a pedirle a los artistas que no comuniquen sus eventos, a los periodistas que no difundan nuestro contenido y, por sobre todo, a que la cultura independiente exista para los pocos que conocen qué timbres tocar.
Desde el Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos, M.E.C.A, entendemos que la no existencia de la figura de Centro Cultural y Social en ninguna normativa vigente, y la ausencia de una política de concertación y promoción de los espacios multidisciplinarios de esta índole, expresa un problema central de la política cultural vigente: la marginalización de las prácticas culturales no oficiales, y la obstrucción de los principios de universalidad y de acceso a la cultura y al arte.
Compartimos la preocupación por garantizar la seguridad de todos dentro de nuestros espacios. Pero la falta de apoyo económico y la decisión del Gobierno de la Ciudad de imponer multas inaccesibles y clausuras ridículas nos separan cada vez más de la posibilidad de alcanzar las condiciones exigidas.
En tanto y cuanto no exista en la Ciudad una ley que reconozca que es imprescindible la promoción y el fomento de la cultura, entendiendo a ésta como base de la identidad de nuestra sociedad y otorgue derechos a los Centros Culturales y Sociales, nuestra existencia dependerá siempre del ánimo del inspector o funcionario de turno.

QUÉ PROPONEMOS
Generar un marco de derechos que
- Comprenda la importancia que tienen los Centros Culturales y Sociales para la difusión de la actividad cultural independiente.
- Asista a los Centros Culturales y Sociales en cuestiones de infraestructura, desarrollo, difusión y creación artística.
- Facilite la asistencia a los artistas, gestores del arte y la cultura, grupos y/o colectivos estables o eventuales, y que, de ese modo, los estimule a continuar produciendo actividades culturales.
- Promueva y fomente la creación de nuevos Centros Culturales y Sociales destinados a actividades culturales independientes en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, priorizando el apoyo a las entidades que persigan un interés comunitario.