MECA apoya y se solidariza con el Centro Cultural IMPA - LA FABRICA

El pasado jueves 31 de marzo el Centro Cultural La Fábrica – Industrias Metalúrgicas y Plásticas Argentina - IMPA vivió una situación insólita y peligrosa. Un funcionario judicial de la Sala A de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo comercial –encargada de resolver si procedían o no los recursos extraordinarios presentados para defender la constitucionalidad de la Ley 2.969 que expropió por causa de utilidad pública la planta de IMPA, a favor de la Cooperativa de Trabajo 22 de Mayo– haciéndose pasar por una persona interesada en los bachilleratos populares que se desarrollan allí, recabó información sobre la cantidad de personas que trabajan en IMPA, si es que trabajan de noche y sobre qué producían. En la puerta, en un taxi, esperaban dos personas más: la jueza Isabel Miguez, que integra la Sala A Cámara Nacional Comercial, y otra mujer. Ambas conversaban animadamente sobre el futuro de IMPA, señalando la buena ubicación del inmueble –en pleno corazón de Almagro– y su cotización. La jueza, según testigos, afirmaba: “solo son 15, los desalojamos por la fuerza y le iniciamos una causa por usurpación”.

Al día siguiente, alertados por la situación, los trabajadores se presentaron en la Cámara con una nota de repudio firmada por todos los integrantes de la cooperativa y una denuncia. Allí individualizan a uno de los funcionarios judiciales que habían estado en La Fábrica, que al ser interpelado por su “clandestina” presencia allí el día anterior obviamente no pudo justificarla.

Luego de esta actuación clandestina por parte de una de las juezas, la Sala A falló en contra de la expropiación de la Fábrica, argumentando que la causal de “bien público” o de “bien común” no era válida pues la expropiación fue dispuesta “a favor de un grupo de trabajadores”.

Vale la pena señalar, frente a esta evaluación que realiza la justicia sobre las actividades que se realizan en IMPA, que allí se desarrollan actividades culturales, educativas y sociales destinadas a los vecinos del barrio. Entre algunas de las iniciativas sociales de IMPA se destacan el bachillerato popular, un Centro de Salud y un Taller de Teatro.

Los Centros Culturales y Sociales que conforman M.E.C.A repudiamos el accionar clandestino y el fallo en contra de los trabajadores de la cooperativa realizado por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo comercial. Manifestamos nuestro total apoyo y solidaridad con los compañeros trabajadores de la cooperativa y con los artistas que diariamente contribuyen a fortalecer el Centro Cultural La Fábrica – IMPA.

Desde ya, nos ponemos a disposición de los trabajadores para participar de la vigilia cultural que están desarrollando.

MECA
MOVIMIENTO DE ESPACIOS CULTURALES Y ARTISTICOS
Ciudad de Buenos Aires